Colección Jim Starlin: hablemos de la Saga del Infinito

Comparte!

Llega el momento de ponerse serios, mutantes e inhumanas. Si habéis estado al tanto de las noticias (y si no, os refresco la memoria ahora mismo), conoceréis las últimas nuevas que nos trae Kevin Feige. El CEO de Marvel Studios ha declarado que las Fase 1, 2 y 3 del Universo Cinematográfico de Marvel (UCM) se conocerán, en adelante, como la Saga del Infinito.

¿Que por qué esto es importante? En parte, porque viene a dar una cohesión a todo lo que sus estudios han hecho desde 2008 hasta 2019 (primero de la mano de Paramount y luego de Disney), cerrando un ciclo completo. Pero, por otro, también es un guiño muy importante a los cómics. Un guiño que, por cierto, no es casual. Con estas palabras, Feige viene a reconocer la inspiración que la llamada Saga del Infinito de los cómics ha tenido en los cómics.

La Saga del Infinito en Marvel Comics

En los cómics, el término Saga del Infinito se utiliza de manera oficiosa para designar a una serie de historias publicadas entre 1991 y 2003, aproximadamente, que giran en torno a Thanos de Titán, Adam Warlock y las gemas del Infinito. La mayor parte de este material, por cierto, lo tenéis recopilado en la Colección Jim Starlin, que Panini Comics editó el pasado año y que es, a día de hoy, bastante fácil de conseguir en cualquier tienda de cómics o gran almacén.

Colección Jim Starlin: hablemos de la Saga del Infinito.
Colección Jim Starlin (Panini Comics)

En esta colección, Marvel Comics y Panini Comics recopilan una serie de historias firmadas, en su mayoría, por Jim Starlin entre 1991 y 1993, que tienen como eje una trilogía: El Guantelete del Infinito, La Guerra del Infinito y La Cruzada del Infinito. Todas ellas son crossovers cósmicos, que, a su manera, también influyen en el relato cinematográfico de Vengadores: Infinity War y Vengadores: Endgame (pero tampoco demasiado. No nos vengamos arriba, eh).

Para los que os pille de nuevas el nombre de Jim Starlin (autor de Dreadstar), os he de poner en situación y presentároslo como el “Papá” de Thanos. No, no es el álter-ego A’Lars el Mentor, sino que es el creador del personaje, el mundo de Titán y muchos de los elementos de la mitología de Marvel que hoy manejamos como ítems comunes. En los años 70, Starlin creó a Thanos para las páginas de Iron Man, inspirándose en el Darkseid de Jack Kirby (algo que el propio Jim ha confirmado, ojo).

Thanos se convertiría en una pieza fundamental de las historias cósmicas durante esa década, enfrentándose a los Vengadores, al Capitán Marvel original y a Adam Warlock por el control de el Cubo Cósmico y las Gemas del Infinito, entonces llamadas gemas alma. Huelga decir que falló miserablemente (por suerte) y acabó casi tan muerto como Gwen Stacy. Todas estas historias, atención, las tenéis recogidas en el tomo Marvel Gold. La Saga de Thanos.

La saga de Thanos (Marvel Gold), de Marvel Panini Comics.
La saga de Thanos (Marvel Gold)

Sin embargo, hacia 1991, Marvel volvería a llamar Starlin para encargarse de Estela Plateada. Aprovechando la coyuntura, el escritor y dibujante se confabuló con Ron Marz y Ron Lim, dos de sus colaboradores más fértiles, y prendió fuego al polvorín: Thanos había vuelto de entre los muertos, con ganas de gresca.

Partiendo de esta premisa, se publicaría La búsqueda de Thanos (Colección Jim Starlin vol. 1: El Renacimiento de Thanos), en donde por vez primera Thanos sería el protagonista, ofreciéndonos su punto de vista y haciéndole evolucionar más allá del rol de maloso de turno.

El renacimiento de Thanos, de Jim Starlin (Marvel Comics).
Thanos

El resto es historia. Thanos iría trascendiendo por encima del rol de antagonista hasta convertirse en un agente cósmico y, en ocasiones, un anti-héroe que trataba de equilibrar la balanza por sus propios y egoístas motivos, que solían concordar en ese momento con los de los héroes. Gracias a este trabajo, Starlin logró crear uno de los pilares fundamentales del Universo Marvel, no solo de los años 90, si no de toda su historia editorial.

Ahora, imagino que me estaréis queriendo preguntar si merece la pena pillarse el tochaco formado por los doce números que componen la colección. Siendo franco, honesto y directo, os diré que no, que si queréis hincarle el diente a la chicha de lo bueno, os tenéis que quedar con la mitad de ellos.

Los tres primeros tomos (El Renacimiento de Thanos, El Guantelete del Infinito: Prólogo y El Guantelete del Infinito) molan mucho y son una historia muy completa. Como añadido, el tomo de La Guerra del Infinito está curiosete y, sin ser una locura, cumple como secuela. Y, si ya queréis dar carpetazo a la saga, La Cruzada del Infinito (Parte 1 y 2) está bien como lazo para cerrar el ciclo.

El Guantelete, la Guerra y la Cruzada del Infinito, de Jim Starlin (Marvel Panini Comics)
El Guantelete, la Guerra y la Cruzada del Infinito

En cualquier caso, os aviso de que la serie va decayendo pasado el “Guantelete”. El resto de los tomos de la colección son bastante accesorios, ya que solo ofrecen material que sacarán chicha los completistas y los lectores más exhaustivos, que buscan detalles incluso en el más pequeño pie de página. A pesar de eso, oye, que no os quiten las ganas mis palabras. Toda la Colección Jim Starlin es un hito de su tiempo y merece leerse. Aunque sea una vez en la vida.

Vota esta publicación

¡Haz click en una estrella para puntuarla!

Puntuación media / 5. Recuento de votos:

Deja un comentario

Utilizamos cookies para brindarle la mejor experiencia posible en nuestro sitio web. Al continuar usando este sitio, usted acepta nuestro uso de cookies.
Aceptar