La historia de Marvel Studios y la cronología de películas Marvel despierta un interés sobrehumano. Traducido al mundo Strip Marvel, dispara nuestro Hype a niveles solo soportados por mutantes e inhumanas. Repasando parte de la historia de Marvel conoceremos algunos detalles del camino recorrido hasta formar el Universo Cinematografico de Marvel y esas fantásticas películas que nos tienen locos a todos los fans.

Cuando miro atrás, aún alucino con lo que han conseguido los chicos de Marvel Studios y la gran expectación que han generado todas las películas del Universo Cinematografico de Marvel hasta llegar a la tan esperada Fase 4. Ya sabéis que estos días he estado en la Comic Con y no doy a basto. Pero vayamos por partes y conozcamos un poco más sobre la historia reciente de Marvel Studios.

Todos flipamos con Marvel studios. Durante los últimos once años han sabido traducir el riquísimo universo de personajes de la editorial del mismo nombre en una colección de películas que nos han hecho vibrar, entusiasmarnos y emocionarnos hasta pedir más y más de esa magia y de esa ilusión que nos estaban proporcionando. Han sabido hacer películas geniales que han entusiasmado a propios y extraños y que recordaremos durante generaciones, pero precisamente ese éxito fulminante y clamoroso hace que nos preguntemos ¿Quién es Marvel Studios? ¿De dónde vienen? ¿Por qué son tan distintos del resto de estudios que producen películas de superhéroes con mucho menos éxito? Vamos a repasar el origen y la trayectoria de nuestra productora favorita y a intentar responder a alguna de estas preguntas.

Los noventa. Los primeros pasos de Marvel Studios

Historia de Marvel - Iron Man 2008

Historia de Marvel Studios, hay vida antes de Iron Man. Y para entender como esa estupenda peli del 2008 llegó a ser, tenemos que irnos un poquito más atrás a una época en la que Marvel peleaba por convencer a las grandes productoras de cine de que sus personajes eran un filón por explotar. No era sencillo. En los noventa Marvel no había conseguido ni un solo éxito en cine y además estaba al borde de la quiebra. No porque sus personajes no gustaran, ni tampoco por el escaso éxito en cine, sino por la mala gestión del empresario que la controlaba en aquel momento, Ron Perelman que la había convertido en un conglomerado de pequeñas empresas incapaces de sostenerse por si mismas. De aquellas luchas internas y de aquel momento de casi ruina surge una nueva Marvel controlada por dos nombres que serán clave en el futuro: Ike Perlmutter y Avi Arad. Estos convertirían la sección de cine de la compañía, Marvel Films en una nueva empresa llamada Marvel Studios.

Avi Arad sabía perfectamente que aún no tenía capacidad para producir sus propias películas, por tanto tiene que llegar a acuerdos con los grandes estudios para llevar a sus personajes al cine. De esta fórmula de coproducción saldrán películas como Blade (1998) o la primera X-Men (2000) esta película será clave porque en ella trabajará un ayudante de la productora Lauren Shulen Donner que impresionará a Avi Arad por su conocimiento del universo Marvel hasta el punto de que va a llevárselo a trabajar con él en Marvel Studios. Ese ayudante es Kevin Feige. ¿Os suena el nombre?

Historia Marvel Studios - Peliculas

Peliculas de Marvel Studios, el paso a la producción propia

La fórmula de la coproducción dará a los personajes de la casa sus primeros grandes éxitos de taquilla, como la saga X- Men, el Spider-Man de Sam Raimi o el Hulk de Ang Lee, sin embargo, Marvel Studios no está completamente satisfecha con el resultado. La porción de beneficios que reciben es irrisoria comparada con lo que ganan los estudios y demasiado a menudo en la promoción de los filmes se pasa de puntillas por el hecho de que estos personajes pertenecen a la editorial Marvel, lo que no ayuda a conseguir una imagen de marca.

La solución a todo esto la trae David Maisel un antiguo conocido de Ike Perlmutter que es nombrado vicepresidente de la compañía y que propone lo que parece la solución más evidente; que Marvel studios produzca en solitario sus propias películas. Para ello, la compañía pide un préstamo al banco Merryl Linch usando como aval los derechos cinematográficos de los personajes que aún no habían vendido. Iron Man, Thor, Capitán América entre otros… la jugada es segura para los ejecutivos porque en caso de impago no se pierde dinero, pero si sale mal puede significar el final de las aspiraciones cinematográficas de la compañía para siempre.

La estrategia a seguir a partir de aquí dividirá a los componentes del estudio y por diferencias de opinión con Maisel, Avi Arad abandona la compañía y su puesto pasa a ser ocupado por Kevin Feige. La producción de Iron Man se pone en marcha y el resto como suele decirse es historia.

El universo compartido de Marvel Studios

Como hemos visto, Marvel Studios no es un estudio cinematográfico al uso. Nace de la misma editorial que produce los comics y tiene al frente a un gran conocedor del universo y sus personajes como es Kevin Feige. Tampoco está sometida a los caprichos de una gran corporación ya que cuando empezó era absolutamente independiente y cuando la compró Disney, la Marvel cinematográfica funcionaba tan bien que nadie interfirió en el modo de trabajo de Feige y el estudio. ¿El resultado? Un universo cinematográfico completamente cohesionado y coherente que se ha convertido en un éxito clamoroso de taquilla y ha calado entre el público hasta extremos nunca vistos hasta el momento.

Mutantes e inhumanas; si queréis conocer más sobre la cronología de películas Marvel no os perdáis el siguiente artículo…. Friki no, lo siguiente.