Jonathan Hickman regresa a Marvel para insuflar vida y sangre nueva en la Patrulla-X y la franquicia mutante. El responsable de Infinito y Secret Wars de  2015 da un lavado de cara a aquellos que protegen a aquellos que les temen y odian.

¡Hola mutantes y más mutantes! Hoy la cosa viene marcada por el factor-X del gen mutante. Como bien sabéis, en unos años volveremos a ver a los X-Men integrados en el UCM, posiblemente ya durante la Fase 5 del Universo Cinematográfico de Marvel. Dispuestos a preparar a los mutantes para su debut en las películas de Marvel Studios, la Casa de las Ideas prepara un nuevo evento para ponerlos al día y a punto.

House of X y Powers of  X mini series

Como artífice de este proyecto, Marvel Comics ha designado a Jonathan Hickman como principal arquitecto, desarrollando un evento en dos mini-series: House of X y Powers of  X.

Hickman House of X Powers of X

¿quién es Hickman?

¿Pero quién es Hickman?, preguntará alguien. Ya os decimos que no es el becario, sobrino del amigo de partidas de póker de Ike Perlmutter.  Hickman es uno de los más destacados guionistas de Marvel de esta década.

Autor de Los Proyectos Manhattan,  Hickman destacó hace unos años preparando el camino para el soft-reboot de la editorial para el evento All-New All-Different Marvel, desarrollando la historia de Infinito  y el fin y renacimiento del Multiverso Marvel, que culminó en Secret Wars de 2015.

Durante este trabajo, Hickman implementó un estilo novelado en sus historias, proponiendo un estilo propio de las novelas río, multiperspectiva, con elementos y ritmos que recuerdan a series a libros como Canción de Hielo y Fuego  o la saga que inspira The Expanse . De ahí que sus relatos amalgamasen épica y cierta coralidad, con una narrativa bastante madura y exigente. Es decir, fue un paso más allá.

Hickman House of X Powers of X

Esto es lo que podemos esperar en cuanto a forma y discurso de la obra ¿Pero y su contenido? Gracias a las portadas y las noticias que se han ido revelando, podemos saber por dónde van los tiros. Aunque no dispararemos a tontas y a locas, para no darnos a nadie en el píe. Sobre todo porque el primer número sale en España dentro de unos meses y todavía no le he echado un ojo a las ediciones yankees (aunque me está costando Stan Lee y ayuda resistirme).

Pero, ojo, en base a lo que sabemos, y teniendo en cuenta que con la publicación de este evento se han cerrado el resto de colecciones mutantes, podemos aventurar elementos. Para empezar, que la historia conjunta de Powers of X y House of X va a ser una suerte de Siempre Vengadores mutantes, pero a lo grande.

Es decir, Hickman va a reunir el pasado, presente y ¿futuro? de la Patrulla-X revelando distintas versiones y encarnaciones de los personajes a lo largo de la historia de la franquicia, realizando una obra autorreferencial y, casi, académica, que pretende dar forma a la intrincada mitología de los X-men.  Para ello, incluso, apuesto a que va a jugar con el concepto del Multiverso Marvel, presentando líneas y personajes de realidades alternativas o de “futuros” que pudieron ser. ¿Con qué fin? Ya os lo dicho, apurar asperezas y aristas, dar consistencia al monstruo de muchas cabezas y series que se ha convertido la línea mutante, haciendo que tras diciembre de este año (que es cuando culmina el evento) se deje una tabula rasa con la que trabajar con estos personajes que tanta guerra han dado. ¿Le saldrá bien? Dentro de poco lo sabremos. Pero, in Hickman we trust.